miércoles, 16 de abril de 2008

{:§:}''''Cuestión de Mantenimiento''''{:§:}

El Corazón es el depósito de las experiencias, vivencias, aprendizajes y todo ese tipo de cosas que hacen que la vida sea bien chula a veces. Es obvio que cuando se tiene una nueva experiencia las actitudes, y respuestas ante la misma son más detalladas, mas trabajadas, más creativas, más de todo realmente. Por ejemplo, cuando comenzamos un trabajo nuevo siempre empezamos con mucho brío, emoción y todo lo demás. Casi siempre hacemos las cosas excelentemente bien y con una sonrisa en el rostro, atendiendo a cada pormenor. Lo mismo cuando iniciamos una materia nueva en la universidad; siempre somos muy organizados, con muchas expectativas y con las mejores intenciones de realmente cogerlo en serio y dedicarle el tiempo que sea necesario sin importar el sacrificio. En una relación de pareja también, pues al principio sobran los detalles, las revoltosas sensaciones que alocan a uno.

Lamentablemente en la mayoría de los casos, la monotonía va arropando esas sensaciones del comienzo y van haciendo que todo se vuelva cada vez mas "aburrido". Es probable que sea por dos razones: La primera es dejar de ver el foco de lo que se hace; no ver la verdadera importancia que tiene, la suerte de tenerlo, las bendiciones que brinda, lo bien que nos hace sentir tenerlo (cuando se aleja aunque sea un poco la vida se nos vuelve un caos). En estos casos siempre es bueno pensar en lo que seriamos si NO lo tuviésemos, o si NO fuera de tal o cual forma.

La segunda razón puede ser por perder las "tradiciones" o "costumbres" en lo que hacemos. Siempre que iniciamos algo fabricamos una manera de actuar, de arreglar algo, de darle forma a las cosas. Quizás con el tiempo nos vamos haciendo tan diestros en esa tarea que olvidamos la base…el método inicial…la norma personal que le impregnábamos a lo que hacíamos. Cierto religioso dijo una vez, "la Iglesia es lo que es hoy en día por LA TRADICION", refiriéndose a la iglesia católica. Ya sabemos la institución mundial que representa y su incidencia en la humanidad.

Hay tradiciones que a veces son arropadas por la experiencia adquirida, la madurez que toman las cosas o por simple descuido y falta de ganas. Total…al final necesitamos volver al principio para arreglar las cosas que se van deteriorando por la falta de atención y calor. Con eso aseguramos que el corazón siga guardando experiencias con mayor peso, grabadas en estratos mas profundos, pues seguramente irán cargadas del toque humano y personal que cada uno le podemos dar.

Etiquetas: , , ,

1 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

See Please Here

18 de abril de 2008, 3:35  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal