miércoles, 15 de agosto de 2007

sintigo....


Siempre el “a veces” se torna tan absurdo cuando mi alma reclama tu cercanía; se vuelve abstracto, mentiroso y tonto...hoy te extraña cada fibra de vida que mueve este tu templo, tu rincón y la copa de diferencia en mis días.

Extrañarte se ha vuelto sacrificio diario esperando la final inmolación de tu ausencia, pero con la firme convicción de que algún día resucitaras en mis tiempos…con más frecuencia que cuando estabas con mas ganas que la chispa que encendiste.

Mientras te pienso una y otra ves…amargo por la faltas del sabor a ti, dulce respuesta que reviven mis memorias cuando la ilusión de verte se vuelve cierta.

Y no es que el masoquismo sea definición de mis inclinaciones, pero cuanto mas lejos te siento, mas duele tu distancia…mas me inundo en el atlántico de sangre enamorada y burbujeante que te anhela, pues estar solo y náufrago en el mar es triste, pero tener esperanzas, esperar y soportar , lo convierte en espacio del corazón…solo que hoy, ese corazón se asomo perezoso…haragán y desganado.

“Mañana es hasta las 11 de la noche”…

Y así comienza mi mas preciosa quimera…de serte infiel con el viento a ver si te lleva los besos que se apilan en el rincón que conocemos…resistentes a todo…como soldaditos de plomo esperando su llamado a guerra.

Ya no es el tiempo que durara, es el que se apoce tu corazón (el que antes era mió) y no fluya como quiere…que no pueda desembocar en tu mar.

“abrázame a lo lejos…bésame con palabras….contémplame en la luna…que extrañe ver hasta tu sombra”.

1 comentarios:

Blogger Glenny ha dicho...

Cuando lei El Alquimista, una parte decia que cuando amas y la persona no estta a tu lado , puedes mandarle tus besos y tu amor a travez del viento

16 de agosto de 2007, 4:57  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal